Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El turismo rural llega a Internet para quedarse… y crecer

España es uno de los países que presenta una oferta turística que atrae a más millones de personas. Nuestro país es una verdadera potencia dentro de un negocio como ese, que deja un buen montón de millones de euros a lo largo de cada año y que permite que nuestra economía sea una de las más competitivas de todo el continente europeo. Hay muchas razones por las cuales esto es así y de alguna de ellas vamos a hablar en los párrafos que siguen. Y es que el turismo, además de un buen filón en cuanto a lo económico, también lo es en lo relativo al debate y la opinión.

España es un país que siempre ha destacado en el plano turístico por disponer de buenas playas y un clima espectacular. Eso, para turistas que vienen desde países fríos como Alemania, Noruega, Suecia, el Reino Unido, Irlanda… es una auténtica bendición y ese es el motivo por el cual confían en un país como el nuestro. También hay gente de otros países más cálidos que viene a España para disfrutar de nuestras costas. Eso da buena idea de lo bien posicionado que está este país en materia turística.

Sin embargo, hay que destacar que España también tiene otras modalidades de turismo que constituyen un argumento sólido para visitar el interior de nuestras fronteras. Queremos hacer especial incidencia en todo lo relativo al turismo rural, que tradicionalmente ha estado infravalorado en un país como el nuestro pero que ha ganado enteros desde la llegada de la pandemia. De hecho, se ha convertido en uno de los principales valedores del turismo, en general, que recibe nuestro país. Está claro que es necesaria cualquier aportación para el negocio turístico, pero lo cierto es que la del turismo rural está desafiando todas las previsiones.

En una noticia que hemos visto en el portal web Newtral se hacía referencia a que el turismo rural seguía creciendo en el año 2022 y que casi la mitad de los españoles escaparon a algún lugar bañado por grandes dosis de naturaleza durante dicho año. Se comentaba en la información que, en dos años, había crecido en siete puntos el porcentaje en un par de años y que son las mujeres las que más suelen acometerlas (dos de cada tres turistas rurales son ellas, así que doblan en cuanto número a los hombres dentro de este campo).

Todavía no conocemos los datos relativos al año 2023, estos irán saliendo cuando llegue el año nuevo, pero tenemos la sensación de que el crecimiento va a seguir formando parte del sector. Se va a evidenciar que el turismo rural sigue interesando incluso en un momento donde todas las restricciones de la pandemia y todos los problemas ocasionados por la misma han desaparecido. Eso es lo que le va a terminar de dar a este negocio el espaldarazo que necesita para empezar a mirar a los ojos a un turismo de sol y playa que sigue reinando pero que ya no sabemos si lo hará a largo plazo.

No nos cabe la menor duda de que el turismo rural va a competir con todas las garantías ante el turismo de sol y playa. Y no es moco de pavo que así sea. Es realmente complicado tener la posibilidad de competir contra un monstruo de semejantes dimensiones. Creemos que lo rural tiene una serie de posibilidades muy grandes y que las va a terminar exprimiendo al máximo. Sin duda, pronto tendremos a las dos vertientes como las máximas exponentes de un negocio turístico español que va a crecer aún más que lo que estaba previsto hasta hace no demasiado tiempo.

Los europeos, nuestros mejores aliados 

Buena parte de los visitantes que recibimos en relación al turismo rural son europeos principalmente provenientes de los países que más a mano nos tienen. Alemania es el país que más turistas nos aporta en este sentido de acuerdo a un estudio elaborado por el portal web Statista. Y es que los germanos son el 22% de los turistas rurales internacionales, siendo el Reino Unido el ocupante de la segunda posición con más de un 16% de los turistas y Francia el tercer clasificado con algo más de un 13%.

Especialmente interesante nos resulta también el 5% que ha sumado Estados Unidos. Estamos hablando de uno de los países más poderosos del mundo, es verdad, pero no cabe la menor duda de que sorprende que haya un país tan lejano que proporcione una cantidad tan importante de turistas. Tener la capacidad de conseguir extender la imagen de nuestro turismo rural en un país como este es de una importancia brutal para terminar de colocar a ese turismo rural español entre los mejores del mundo, que es lo que merece y lo que se está ganando.

La estrategia online, clave en la mejora 

La estrategia online que están siguiendo buena parte de los hoteles, hostales y casas rurales españoles en la actualidad es la que está explicando que exista un crecimiento tan importante en este negocio en los últimos años, incluso ahora que ya no hay una necesidad tan grande de permanecer alejados de las grandes aglomeraciones de gente, como ocurría en la pandemia. Nos dicen desde Ruralzoom que todos esos hoteles, hostales y casas rurales están deseosos de seguir expandiendo su imagen en la red y aparecer en los buscadores. Saben que ahí no solo está el presente, sino también el futuro de su negocio.

Hay que continuar trabajando tanto como sea posible en esta estrategia. Y es que todo lo que sea promocionar a un negocio en el online es la mejor de las opciones para hacer que siga creciendo el poder y la influencia del turismo rural español. Desde luego, está claro que esto es lo que está funcionando en todos los casos y que hay que promover en la medida de lo posible que siga siendo así. Y es que posicionarse en Internet es una estrategia que no solo le está reportando beneficios al negocio del turismo. También está ocurriendo lo propio en otros sectores de la economía.

Estas estrategias de marketing digital están resultando especialmente interesantes porque permiten llegar a todo tipo de públicos y hacerlo de una manera masiva. A través de la creación de diferentes perfiles en redes sociales tenemos o podemos tener acceso a un lugar en el que se encuentra la mayoría de la población. Lo mismo podríamos decir si nuestra estrategia está orientada a posicionarnos en Google o si está más enfocada a buscar acuerdos de colaboración con páginas web que sean buscadoras de un determinado perfil de negocios.

Lo que está claro es que ha llegado la hora del turismo rural en España. Y ya no lo decimos solo porque la tendencia en la actualidad sea acudir a un paraje natural para disfrutar de la tranquilidad que nos proporciona. Lo decimos también porque los negocios de este nicho de mercado han encontrado la manera ideal de darse a conocer y de empezar a obtener verdaderos réditos de los servicios y las experiencias que proporcionan, que sirven para que todos y cada uno de sus clientes desconecten de su rutina y tengan la oportunidad de disfrutar de la vida como se merecen.

Hasta hace no demasiado tiempo, quien tenía un negocio de estos los acaba delante pero a duras penas. Los beneficios no eran demasiados y casi que se trabajaba en el sector por amor al arte. Para que realmente funcionara una actividad como esta era necesario que los costes fijos fueran muy bajos, algo que es prácticamente imposible de conseguir en los tiempos que corren. La actualidad gira en torno a un plano muy diferente a esto. Ahora existe una inversión mucho mayor dentro de lo que atañe al turismo rural, pero es que gracias a ello los beneficios se han disparado una auténtica barbaridad.

Seguir trabajando en esta línea es fundamental para colocar al turismo rural español como el mejor de todo el mundo. Y es el espaldarazo que se necesita para que España supere por fin a un país como Francia, que sigue siendo el país más visitado del mundo por turistas internacionales pero que va a caer al segundo escalafón de esa clasificación cuando nuestro país desarrolle al máximo todo lo que tenga que ver con un modelo de turismo como al que hemos venido haciendo referencia a lo largo de todos estos párrafos.

Estamos seguros de que el turismo rural ha venido para quedarse y que va a traer muchos beneficios a una economía como la nuestra, que está en constante búsqueda de nuevas fuentes de obtención de ingresos y que va a encontrar aquí la manera de seguir creciendo. Además, esta va a ser la mejor alternativa para paliar uno de los grandes problemas de nuestro país: la despoblación y el abandono de pueblos. Es un win-win para nosotros. Tenemos que aprovechar esta oportunidad que se nos ha puesto ante nuestras narices. No fallemos.

 

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos