Buscar
Close this search box.

¿Por qué las clínicas colaboran con los influencers?

Es imposible encontrarse a una persona con una edad comprendida entre los 13 y los 38 años sin perfil de Instagram o TikTok. La mayoría de los «millennials» siguen a los influencers de moda, ya que ellos muestran todo tipo de productos y saben captar la atención de los seguidores.

Estos profesionales nacieron gracias a las redes sociales. «Un influencer es una persona que por su presencia y por su influencia en las redes sociales (Instagram, YouTube, Twitter , WordPress, Facebook , Pinterest…) cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto. Se convierte en una buena influencia para una marca y tiene un número importante de seguidores», explica Dafne Cataluña , psicóloga del Instituto Europeo de Psicología Positiva .

Según los expertos nos dejamos guiar por lo que recomiendan personas que nos aportan credibilidad. En la actualidad los jóvenes quieren dedicarse a la creación de contenidos en las plataformas de Internet como YouTube, Instagram, TikTok o Twitch, entre otras.

La plataforma Qustodio, informa que en España existen más de 7.500 personas dedicadas a la creación de contenido en las redes sociales.

Los influencers actuales son muy populares y cuentan en sus redes sociales con millones de seguidores. Según datos de la XIII Encuesta de Adecco ‘¿Qué quieres ser de mayor? (2017)’, la profesión de YouTuber aparece como la cuarta más deseada para los casi 2.000 encuestados, que son niños y niñas españoles de entre 4 y 16 años.

Además, los jóvenes utilizan las redes sociales con bastante frecuencia, ya que el último estudio realizado por Unicef reveló que el 90% de los 50.000 estudiantes de Educación Secundaria encuestados utiliza Internet todos los días. Incluso, el 30% usa Internet más de 5 horas al día entre semana.

Muchas clínicas quieren trabajar con ellos, ya que los creadores de contenido se dedican a promocionar productos de empresas, convirtiéndose en imagen publicitaria de ciertas marcas de moda.

La revista ¡HOLA! explica que «María Pombo mostró hace un par de años lo contenta que quedó tras su rinoplastia, Alba Díaz habló de su experiencia con la reducción de pecho, Anna Ferrer también se operó la nariz, Lele Pons dejó alucinados a sus fans con su transformación o incluso Violeta Mangriñán, que recientemente confesó el retoque estético que se va a hacer en 2023″.

La influencer Laura Escanes también muestra en sus redes sociales varios vídeos recibiendo un tratamiento para su piel en una clínica.

Otras influencers que muestran sus colaboraciones con las clínicas de medicina estética son: Paula Echevarría, Marta Hazas, Blanca Suárez, Hiba Abouk, Paula Ordovás, Carla Hinojosa, etc.

En la actualidad muchas empresas apuestan por las influencers virtuales. Por ejemplo, Aitana López ha conseguido más de 110.000 seguidores en cuatro meses y es capaz de generar hasta 4.000 euros al mes gracias a su perfil de Instagram. Un dato muy curioso es que esta barcelonesa está creada con inteligencia artificial (IA).

Sin embargo, Aitana no es la única influencer virtual, porque otra que arrasa en las redes es la estadounidense Miquela, incluso colabora con multitud de campañas para grandes marcas y es capaz de demostrar sus dotes de canto.

Otra influencer que está creada por inteligencia artificial es Maia Lima, una joven argentina que se define como «sagistario, bisexual, apasionada del fútbol, la música y el maquillaje».

Los expertos recomiendan las colaboraciones con los creadores de contenido, para que ayuden a dar a conocer el negocio. Es muy importante que las clínicas apuesten por las redes sociales.

La tecnología permite tener una comunicación directa con el cliente, ofreciéndole información sobre la clínica y los tratamientos.

Los profesionales de cromomedia, especialistas en marketing digital para clínicas, informan que «las redes sociales son un canal excelente para reforzar la fidelidad de nuestra comunidad y darnos a conocer a nuevos pacientes».

La clínica puede compartir las experiencias de sus clientes en las redes sociales, también puede subir fotografías o vídeos de los tratamientos. Incluso, si colabora con algún influencer puede informar sobre el tipo de tratamiento y cuáles son sus beneficios.

Un sitio web especializado va a permitir que la clínica estética sea visible ante pacientes actuales y potenciales, logrando que pidan cita y la recomienden a los demás en Internet.

Para llegar al publico más joven es recomendable que también tenga una cuenta en TikTok. Hacer vídeos en esta plataforma le ayudará a transmitir mensajes de forma divertida y promocionar un tratamiento de una manera más original.

Si quieres potenciar la imagen del centro y conseguir más clientes, es muy importante confiar en los profesionales de marketing digital para que manejen tus redes sociales.

¡Si quieres mejorar la productividad de tu empresa opta por las plataformas más populares!

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Mas articulos